Historia

Historia

Desde 1943, son muchas las personas y empresas con las que hemos trabajado. Somos afortunados de poder seguir compartiendo nuestra actividad diaria con muchas de ellas. A TODOS OS DAMOS LAS GRACIAS.

Trabajar con Almerich es una garantía. Somos una empresa de referencia en el mundo de la iluminación clásica por nuestra trayectoria, diseños, calidad, exclusividad y ética empresarial. 

Sabemos que tener 75 años detrás de nosotros es un compromiso y estamos seguros de que manteniendo el espíritu luchador, ilusionado y renovador como hizo nuestro fundador desde 1943 seguiremos teniendo éxito

ESTILO ALMERICH CLASSIC

Eran modelos distintos, logos diferentes, pero ya hace 75 años las primeras lámparas que llevaron el sello Almerich tenían la personalidad de ahora.

No hace falta leer la etiqueta para saber que una lámpara es de Almerich. Se identifica en cuanto se ve por su calidad y diseño, particular, diferente, exclusiva hasta el detalle.

Nuestros clientes definen las piezas de Almerich como “obras de arte”, “objetos irrepetibles”, “casi imposibles de copiar”, “futuros artículos de anticuario”. Otros han dicho que “además de destacar el diseño y calidad, las lámparas Almerich tienen un toque femenino que las hace exclusivas”.

Todas las piezas de bronce son de diseños exclusivos y moldes de Almerich y los complementos que las completan son de los mejores materiales: diseños exclusivos de porcelana, vidrio de “Murano”, alabastro…y abalorios de “Swarovski” o Asfour según el proyecto. Estamos siempre abiertos a nuevas propuestas para hacer que cada proyecto sea único.

PRODUCTOS QHE HAN MARCADO HITOS 

El primer éxito profesional y comercial tuvo lugar en los años cincuenta cuando Phillips acababa de lanzar al mercado español el tubo de neón de luz fluorescente e intensa que consumía mucho menos que la bombilla tradicional. Almerich fue la primera empresa que se atrevió a aplicar la fluorescencia al bronce. La compañía Telefónica Española compró centenares de piezas para iluminar todas las sucursales de todo el país y muchos comercios se apuntaron a las ventajas de la innovación.

En 1955 el aluminio sustituyó al latón en algunos modelos Almerich.

En 1957 se inició una relación comercial y personal que reportó uno de los mayores éxitos de ventas y que supuso nuevamente una innovación: incorporar la exquisita y delicada porcelana estilo Sévres y Limoges a nuestras creaciones. Salvador Mallol era el mejor proveedor, se encontraba en Madrid y fabricó piezas exclusivas de porcelana de máxima calidad, hechas y decoradas a mano, todo un universo de pájaros, flores, ninfas, ángeles, pastoras que envolvían al frío bronce.

En 1982 Almerich fue la primera empresa española en utilizar la bombilla halógena para iluminar lámparas de corte clásico.

Algunas piezas fabricadas entonces aún continúan entre nuestros modelos más vendidos como la lámpara de bronce Tradición ref. 556.

En 1973 comenzamos a fabricar muebles auxiliares de latón que fueron un gran éxito que se exportó en todo el mundo. Desde entonces, siempre la diversificación de productos y mercados ha sido un pilar básico en nuestra estrategia comercial, exportando en la actualidad a más de 60 países.

Garantía de calidad

A.       Certificados

Servimos todas las luminarias con los requisitos eléctricos demandados en el país de destino. Gracias a éstos certificados de calidad y a nuestro exclusivo diseño de alto nivel, Almerich tiene clientes en más de 60 países.

B . Procesos de fabricación

Desde nuestros inicios en 1943 el pilar fundamental de nuestra estrategia es ofrecer la máxima calidad tanto de los materiales que empleamos, como la de los procesos de fabricación.

Gran parte de la producción es artesanal, es el sello de exclusividad de la empresa y que conforma nuestro know-how.

Nuestros antecedentes de producción son los orfebres que elaboraban objetos religiosos o utensilios ornamentales. Desde siempre hemos fabricado luminarias y muebles auxiliares para el hogar buscando la excelencia.

Todos nuestros productos tienen en común que las piezas metálicas exteriores son de latón o también llamado genéricamente “bronce decorativo” (aleación de 67% de cobre y 33% de cinc). Además de la fundición en sus diferentes procesos empleamos la laminación, el doblado, el entallado, la embutición y la estampación en frío o en caliente.

Las luminarias o muebles que fabricamos son un conjunto de muchas piezas que manufacturamos individualmente con distintos procesos individuales.

Todos nuestros procesos de fabricación los podemos clasificar en dos grandes grupos: el primero es el que agrupa a todos los mecanizados empleados para que las piezas cumplan los requisitos de su funcionalidad, y el otro son todos los que empleamos para embellecer o decorar para que por siempre se conserven con su “acabado” original pretendido.

Todo se realiza en Almerich, todo es made in Spain y todos los componentes made in Europe.

Mantenimiento

Artesanía industrializada.

Desde nuestros inicios en 1943 el pilar constante de nuestra estrategia es ofrecer la máxima calidad tanto de los materiales que empleamos, como la de los procesos que empleamos en su transformación.

Pero tan importante como la fabricación, es el mantenimiento.

A continuación les daremos unas pautas para el cuidado de nuestras lámparas, muebles y objetos de decoración, pero sobre todo nos ponemos a su disposición para cualquier duda.

    • Todos los metales están tratados para permanecer inalterables con el paso del tiempo siempre y cuando no se les ataque de forma química o mecánica, como sucede con cualquier joya. Su mantenimiento no requiere ningún cuidado especial, simplemente hay que quitarles el polvo con un trapo seco. Si tienen alguna suciedad adherida se puede limpiar con un paño y agua o con agua jabonosa y luego secarlo.
    • Todas las tulipas de vidrio o cristal se pueden limpiar como cualquier objeto de esas características, preferiblemente con un trapo seco.
    • Las pantallas de tejido solo hay que limpiarlas con aspiradora, sin deformarlas.
    • Madera: Existen muchos productos para el mantenimiento de las partes o muebles de madera. Recomendamos ser muy prudentes con su elección, no siempre responden a lo esperado además de que pueden perjudicar a medio y largo plazo la zona tratada o las piezas adjuntas.